Álgebra para principiantes

TIEMPOS DIFICILES FILMS – VICENTE PÉREZ HERRERO

ARGUMENTO


En la cancha del barrio multi etnico, un hecho fortuito, desencadena una tragedia que acaba con Willy en la cárcel por un delito que no cometió. Apenas cumple condena y se ve en la calle sin saber porqué. Willy se refugia en el estudio donde un joven profesor hindú le contagia la pasión por él álgebra, cuyas ecuaciones pueden aplicarse para resolver incógnitas personales. Willy revisará todo lo ocurrido según las variables surgidas en esta historia circular donde descubriremos nuevos detalles surgidos de una galería de personajes de barrio tan cercanos como cotidianos y mágicos.


tiempos-dificiles-films-algebra-para-principiantes

tiempos-dificiles-films-algebra-para-principiantes

SINOPSIS


Durante una tarde cualquiera en la cancha del barrio multi étnico, unos juegan al balón, otros pasan el rato en las gradas y los menos, en el huerto urbano. En este espacio alternativo conviven latinos, africanos, asiáticos y españoles. Willy, latino mulato juega al balón con Guss (español) portero de un after. Los observa su hija, la novia de Guss y Eva (africana mestiza) y chica de Willy. La presencia de Paco, ex novio de Eva (español), un tipo violento que la maltrataba y que no acepta que ahora ella esté con otro, tensa la situación y se prevé pelea. Paco oculta una navaja. Willy sabe que habrá pelea, así que aprovecha una distracción del ex novio de Eva para lanzarle un balonazo que se estrella en su cabeza. Un accidente, un balón perdido.
Lo que iba a ser un simple aviso para evitar una pelea, desencadena una tragedia que acaba con la vida de Paco, pero también con la de Eva y por último, termina con Willy en la cárcel acusado de un homicidio involuntario que no cometió.
La trama se cruza con una cubana mulata (Yoli), madre de dos niñas (Vane y Eli). Yoli hace la noche. El tutor y psicólogo (Wilson) de raza negra del colegio de la hija menor de la cubana, la cita para hablar de Vane, la menor, una niña conflictiva y muy sensible. Yoli, para alejarla de su otra vida, le ha contado que trabaja de noche en el depósito de cadáveres de un hospital limpiando muertos.
El Deposito de Cadáveres Sin Identificar no es otro más que el club de alterne donde trabaja Yoli, donde nadie se llama por su nombre, y al que Wilson acabará llegando, pues es un adicto al sexo. Surge una extraña y dependiente amistad entre ambos.
La cárcel es para Willy un nuevo calvario de acontecimientos no deseados que acaban con otra muerte. Finalmente Willy sale con la provisional y este, decidido a alejarse del barrio, trabaja en una pizzería y se apunta a una academia nocturna donde un joven profesor Pakistaní, le introducirá en la magia de las ecuaciones algebraicas, las cuales, bien construidas pueden llegar a resolver incógnitas personales.
Willy, relaciona todo lo sucedido desde el fatal balonazo y construye su propia ecuación algebraica con el fin de despejar la incógnita, X, o sea, el porqué acabó en la cárcel por un delito que no cometió.
Esta trama nos llevará a un relato circular y a descubrir detalles de los personajes de inicio que no conocíamos ademas de otros, como Zú, una simpática joven asiática vietnamita.
ALGEBRA PARA PRINCIPIANTES se estructura como un thriller emocional, sin pistolas, sin policías, sin matones. Un melodrama que irá directo al corazón de los personajes a su luces y sus tinieblas.